RECOPILANDO

Un camino común

La oralidad es patrimonio cultural, por tanto hay que mimarla y mantenerla viva como antaño, de boca en boca y de generación en generación. Es trabajo de todos  “mantener de moda” la tradición para que nuestros pequeños puedan disfrutar de la infinidad de canciones, poemas, cuentos, retahílas, nanas, adivinanzas y demás entretenimientos de los que nosotros también disfrutamos en la infancia. La riqueza de la palabra es incalculable. Cuando la compartimos a través de poemarios, cancioneros e historias, las de ahora y las de siempre, generamos nuevos vínculos de comunicación, afecto y relación tanto en la propia familia, si es en el hogar, como entre otras familias, si es en un evento público. Las actividades culturales entonces se convierten también en oportunidades donde socializar e intercambiar vivencias.

Les invito a recorrer este camino juntos, a recopilar entre todos los tesoros de la memoria. El primero en animarse ha sido Fabio González, Narrador oral e Ilustrador de la isla de Tenerife, del que puedes saber más pinchando en este enlace https://www.facebook.com/fabio.g.torres?fref=ts .

Y a ustedes ¿Qué les cantaban y contaban cuando eran pequeños? Anímense y envíen sus vídeos a isabelbolivarweb@gmail.com. Por mi parte me comprometo a compartirlos con todos, para que este bien común no caiga en el olvido.

Mi cocodrilito

Poesía en movimiento II

“Problemas en el ropero y nuevos versos diversos” es un libro editado por DIEGO PUN EDICIONES  que no debe faltar en la biblioteca familiar.

                               9788493819194liliana
Con  una escritura fresca y dinámica Liliana Cinetto nos cuenta, en clave de poesía, historias curiosas de animales, fantasmas, princesas y hasta las aventuras de un “ombligo paseandero”.

Este pequeño libro, de páginas coloridas, está magistralmente ilustrado por Nareme Melián. A Liliana tuve la suerte de saludarla en la edición 2015 del Festival Internacional del Cuento de Los Silos, Tenerife, en el que me firmó mi ejemplar. Ahora me falta que el amigo y admirado compañero Nareme haga lo mismo, en este pequeño tesoro que albergamos en casa.

Como profesional, trabajo varios poemas de este texto. Hoy muestro en este vídeo “Canción para dormir a un cocodrilo”. Lo que se produce en las sesiones de Bebecuentos cuando la comparto es pura magia. Las familias acunan a sus bebés mientras cantan y dibujan en el aire los gestos propuestos. Y cuando el “cocodrilito” se duerme, el bullicio de pequeños y grandes cesa, se hace el silencio, y esperan con paciencia a que les toque dar el beso de buenas noches a este diminuto amigo.

“Doña Mariquita”

Poesía en Movimiento

Soy fan confesa de la poesía infantil, adoro leerla como un disfrute personal. Sobre todo me gusta compartirla en mis sesiones de cuentos destinadas a bebés, ya que su dimensión y sonoridad favorecen la atención del niño, limitada en edades tan tempranas.

Mi estilo como narradora oral está ligado al uso de objetos. Esto hace que cuando leo poesía, por defecto profesional, la cosifico, la veo en movimiento en mi cabeza, y se me hace inevitable crear lo imaginado y contar lo recreado. Así que al atractivo musical de la palabra añado un estímulo visual para un éxito garantizado con el público menudo.

Uno de mis libros preferidos para este tipo de experimentos es Abezoo, un curioso abecedario de animales publicado por SM. Los deliciosos textos de Carlos Reviejo y las ilustraciones llenas de gracia e ingenio de Javier Aramburu hacen de Abezoo un libro  imprescindible en la biblioteca familiar. A casa llegó como un regalo, cuando mi pequeño Noah tenía 4 meses, y desde entonces vivimos enamorados de esta obra tan placentera.img-20140810-wa0018

El primer poema que representé de este libro fue “Doña Mariquita”. Las manos son expresivas por naturaleza y a los bebés les encanta verlas en movimiento (sólo hay que ver la cantidad de rimas, canciones y juegos de manos que nos brinda la tradición).

ABZOO00_laraAsí que, con la ayuda de un guante negro y uno rojo, texturas  en una mano y un títere en la otra; unas pocas notas musicales acompañadas de juego y caricias, y tenemos una bonita receta para la sonrisa de nuestros pequeños.

En este vídeo casero les muestro el resultado. Espero que les guste y se animen, por qué no, a repetirlo en casa.